Despedida: Hasta la Próxima Aventura (500)

20141229_164525
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

      Imagen:     Álvaro Cartagena Vega

Queridos miembros de ScripToryuM:

Han pasado ya cinco largos años desde que comenzara nuestra andadura en este glorioso proyecto llamado ScripToryuM. Muchos largos días han pasado desde aquel mes de septiembre del curso de 2011 – 2012 del Grado en Historia en el que una simple idea comenzó a ser el germen de este pequeño proyecto.

Han sido hermosas todas las horas que hemos pasado juntos. En primer lugar, el 23 de abril de 2012, cuando comenzó un pequeño sueño de un blog que ha crecido hasta llegar a los casi 33.000 visitantes, y que aun, hoy en día, sigue teniendo alrededor de 200 visitas mensuales. No son cifras escalofriantes, ni de superéxitos, pero nos dieron un impulso para realizar un mejor proyecto una web propia que en estos dos largos años ha llegado a alcanzar 15.000 visitas en estos tiempos difíciles donde habitan los youtubers en vez de los textos.

Pasa el tiempo, mientras quemamos las diferentes etapas de la vida, y entonces aparecen nuevos retos que debemos afrontar, diferentes compromisos que debemos atender… Cosas de la vida, que terminan por agotarnos.

Ha sido un trabajo constante, que nos ha terminado dejando exhaustos, rendidos y muy cansados. Estamos vacíos, sin ideas, ni palabras, creemos firmemente que lo hemos dado todo. Personalmente nos hubiese gustado continuar hasta convertir esta pequeña sociedad en una editorial, pero con los tiempos que corren y sin poder dedicarle tiempo y ni darle escritos con los que alimentar a nuestro querido dragón. Es hora de que extienda sus alas y vuele en libertad por las redes, sin nuestra influencia y nuestras ataduras cotidianas.

Por todas estas razones, la Junta Directiva de ScripToryuM ha decidido que el 5 de febrero de 2017, tras la entrada número 500, nuestra actividad casi ininterrumpida dejará de tener presencia en la web ScripToryuM.com. No habrá una sola publicación más, es difícil creerlo. Se dejarán de lado las promociones en las redes sociales. Sin embargo, os seguiremos amablemente atendiéndoos tanto en Facebook como en nuestro correo Scriptoryum@gmail.com

Nos tomamos un año sabático, con tintes de despedida, necesitamos parar antes de que todo se quiebre y rompa. Tal vez este año nos otorgue fuerzas para regresar, tal vez el éxito nos encuentre por otros caminos. Ha sido un bonito sueño en conjunto, un verdadero placer, y esperemos que algún día lo podamos realizar todos en solitario.

Suerte a todos y gracias por haber compartido estos años.

ScripToryuM

CAM00392

Álvaro Cartagena Vega: No encuentro las palabras para este triste momento. No siento paz ni un profundo descanso, no podemos seguir, ni tampoco puedo abandonar, y es así como me siento, abandonando un sueño que no ha llegado a despertar. Nuestro hermoso Dragón se marcha a descansar, sus fauces cansadas ya no pueden devorar más textos, y sus ojos llorosos ya no leen con la ilusión de antaño. Se siente viejo, cansado, cinco largos años pesan mucho sobre su espalda, son un lastre que rompe sus alas. Sus alas heridas ya no tienen fuerza para enfrentarse al viento y la adversidad. Creo sinceramente que ha perdido su magia, aunque tal vez quede un resquicio dentro de su corazón.

El resto de los sueños siguen ahí en cada palabra, en cada rincón, en este espacio en el que resuenan reverberantes sonidos con tintes de despedida. Me gustaría que fuese un hasta pronto, pero siento en todo mi corazón que es un rotundo adiós. No busco culpables, ni quero se víctima de este agujero vacío que sentiré el próximo martes a la noche, cuando tenga mil cosas que hacer y una de ellas no sea programar la siguiente entrada de ScripToryuM.  Así han sido esto 5 largos años, agotadores, así hemos llegado a las 500 publicaciones… Atrás quedan los momentos felices, los amigos de la universidad, los Escritores de la Semana, aquellos textos que no supimos donde encajar hasta la aparición de la Coctelera Cerebral… atrás quedan los trocitos de nuestras almas en forma de papel virtual.

No quiero decir adiós, pues temo que volveré a caer otra vez en la misma trampa. Siento que la escritura y su magia volverán a ser los pilares fundamentales de mi vida… solo es cuestión de pararse, descansar, cerrar los ojos, y escuchar los gritos ahogados de los personajes que todavía exigen su parcela de papel fuera de mi cabeza. Una mera cuestión de voluntad, dedicación y tiempo.

Tamara Corpas Virtus: Adiós, hasta pronto. Esta puerta se ha cerrado. ¿O la hemos cerrado nosotros? Quizás un poco de ambas. De estos años me llevo grandes recuerdos, amigos y experiencia. He aprendido, a base de cabezazos contra la pared, que no es oro todo lo que reluce, pero la esperanza es lo último que se pierde. Desde estas breves líneas, y usando frases que no son mías, quiero dar las gracias a mis compañeros de faena, por darme la oportunidad de formar parte de este proyecto que ellos empezaron y que gracias al esfuerzo de todos ha salido adelante todos estos años. También gracias a todos los que habéis compartido vuestro rato con nosotros, leyéndonos y opinando, de todo se aprende. ¡Hasta la próxima!

José Antonio González Gutiérrez: Parece que fue ayer cuando allá por finales del año 2011, un gran proyecto fue fraguándose entre varios amigos estudiantes de Grado en Historia en Santander. Enormes ilusiones nos aguardaban en los inicios, y en mi caso, relatadas a partir de incontables poemas, novelas, artículos… que no hicieron sino enriquecer la cada vez más amplia gama de obras con las que deleitaríamos a nuestros fervientes lectores. Papeleo por aquí, tardes “perdidas” por allá, enorme fue el esfuerzo y las ganas con las que afronté y afrontamos nuestros primeros tiempos.

Actualmente, por desgracia, la situación no es la misma. Los ardorosos sentires del destino laboral, académico y adulto me impiden seguir avanzando en exceso, y todo lo que antaño era ilusión, novedad y nuevas ideas ahora se ha tornado, al menos por el momento, en obligación, pesadez y empanada literaria. Por todo ello, lamento deciros que hemos decidido aparcar nuestra actividad durante un tiempo. El suficiente para que nuestras ideas vuelvan a revitalizarse y a esclarecerse lo suficiente como para seguir deleitándoos con nuestra incesante y entretenida producción literaria. En definitiva, para que vuestras tardes y noches de lectura sigan siendo tan o más apasionantes que las establecidas en estos cinco últimos años. Por lo tanto, no os lo toméis como un adiós… sino como un breve hasta luego…

Javier Cameno Higuera: La oportunidad se me presentó durante la carrera universitaria; entonces escribía para aliviar penas, compartir sentimientos, dejar volar mi imaginación a partir de la creación de mundos… Esos menesteres. ScriToryuM ha sido muy importante para mí, pues me proporcionó la oportunidad de aprovechar el potencial literario y compartirlo con todo el mundo, tanto en el blog primigenio como en la web posterior. No obstante, las circunstancias han cambiado; ahora son las responsabilidades laborales y personales las que llaman a mi puerta, en vez de las obligaciones académicas y deportivas, que antaño marcaban mi vida. Me he encontrado en una encrucijada, en la cuál debía priorizar mi camino en esta nueva etapa. A veces tales decisiones duelen más de lo aparente, pero es vital escoger lo correcto. Sin embargo, no es un adiós definitivo; solo un receso. Quien sabe lo que el futuro nos aguarda. Pero hay algo que puedo dejar claro: por mis venas corre líquido; es denso y consistente, negro y constante. Su nombre: Tinta.

Federico Cameno Higuera: Un día corriente de mi curso académico del año 2011, se me presentó una oportunidad que hasta entonces me resultaba difícil de conseguir, la de escribir las ideas que tenía en mi mente y darlas a conocer en un proyecto común entre varias personas aportando diferentes escritos y despertando gustos e intereses por conocer sus temáticas. Fue en ese momento cuando empecé a organizar mis ideas y las estructuré escribiendo numerosos artículos expresando mis sentimientos, opiniones o hablando de cosas que me llamaban la atención y de las que quería saber más.

Esta oportunidad supuso tener un espacio de mi tiempo disponible para desarrollar mi creatividad literaria y plasmar mis pensamientos en unos escritos que me hicieron reflejar mi propia personalidad sobre algunos temas en un montón de palabras agrupadas que formaban grandes textos. Sin duda, esta experiencia tan gratificante la recomiendo a toda aquella persona que estuviera interesada en la escritura y que quisiera experimentar con sus ideas y difundir sus resultados.

Álvaro Cartagena Vega

Escritor at ScripToryuM
Nacido en la Villa Marinera de Santoña (Cantabria) en 1984, pero afincado en Barakaldo (Vizcaya) comenzó sus andaduras en el mundo de la escritura cuando tenía apenas 17 años. Lo que comenzó siendo la composición de una canción se transformó palabra a palabra, una detrás de otra, y así sucesivamente, en una obra que atrapó su alma: Último Despertar: La Vieja Guardia.

Desde entonces, salvo en las sequías provocadas por la ausencia de las musas, continua con su labor escritora sea realizando toda clase de composiciones, desde poesía a novela fantástica, de aventuras o basada en la propia realidad y los característicos escritores de la semana.

Sus influencias literarias son principalmente Christian Jacq, J. R. Ward y Stefan Wolf. Amante de todo tipo de música, sus obras están siempre acompañadas por el ritmo musical en cada una de las largas luchas contra un mar de teclas en la oscuridad solitaria de la noche. Mientras el mundo parece que duerme él continua escribiendo.

Recientemente ha ganado el Premio de Investigación "San Isidoro de Sevilla" en la categoría de Grado en Historia (Universidad de Cantabria) curso 2014 - 2015 por el trabajo titulado
Sangre en Bilbao: familia, linaje y bando (1473-1487)

Latest posts by Álvaro Cartagena Vega (see all)